jueves, 7 de noviembre de 2013

Cerca del Astérix de siempre - Crítica de Astérix y los Pictos


Título: Astérix y los pictos
Guión: Jean-Yves Ferri
Ilustración: Didier Conrad
Color: Thierry Mébarki, Murielle Leroi y Raphaël Delerue.
Editorial: Salvat
Número de la colección: 35

Precio: 13’99 € (en FNAC). 8’17 € versión ebook (en Amazon). (Lo pongo por resultar útil para quién se lo quiera comprar ya. Si alguien sabe dónde encontrarlo más barato estaré encantado de actualizar la entrada para incluirlo).

Me compré Astérix y los Pictos el día que salió, el 24 de octubre, en FNAC por algo menos de lo que aparece arriba (el descuento de socio). Me lo leí al día siguiente del tirón. Antes de escribir esta crítica lo he vuelto a leer de forma más calmada. Las imágenes que acompañan a la entrada las encontré usando el buscador de Google.

Volvemos al año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor…

Así han empezado siempre las aventuras de Astérix y no se me ocurría mejor manera de empezar una crítica sobre el último cómic del galo. Y es que la sensación que me ha quedado al terminar de leer Astérix y los pictos es esa: el Astérix de siempre ha vuelto (o por lo menos uno que se le parece mucho).

No era fácil asumir el reto que tenían por delante Jean Yves Ferri (1959, El Retorno de la Tierra) y Didier Conrad (Marsu Kids, Kid Lucky, La ruta hacia el Dorado), aunque hayan contado con la supervisión de Uderzo. Debían tomar el relevo de uno de los personajes más icónicos de los tebeos (quizás el que más en Europa, con permiso de Tintín) y darle un nuevo aliento, puesto que sus últimos números, escritos y dibujados por Uderzo en solitario, no tenían mucho que ver en calidad con las historias que creaba Gosciny, por decirlo de forma suave. La forma brusca es preguntar qué se había tomado Uderzo cuando dibujó El cielo se nos cae encima.

O, según el guionista, quizás no es tan difícil: “Para escribir un álbum de Astérix basta con partir de la escena del banquete, imaginar la viñeta anterior y continuar con las 44 planchas para llegar con naturalidad al comienzo. Nada es más fácil”. También puede que se haya dejado llevar por la emoción, puesto que como dice el dibujante: “Astérix es un mito. Dibujar a Astérix es para mí una aventura extraordinaria, es un sueño de niño hecho realidad”. (Ambas declaraciones están sacadas del dossier de prensa que podéis ver aquí).

Es la primera vez que esta pareja trabaja junta y, la verdad, desgraciadamente no he leído ninguna de sus obras anteriores y, aunque sí vi en su tiempo la película de "La ruta hacia el Dorado", desconozco hasta qué punto estaba implicado en ella Conrad. Pero sí que conozco muy bien todos los cómics de Astérix, que llevo disfrutando prácticamente desde que tengo uso de razón.


La aventura nos sitúa en un invierno tremendamente frío. Astérix y Obélix van a buscar ostras a la playa, puesto que no pueden cazar jabalís. Cuando están buscando encuentran a un hombre congelado en un bloque de hielo. Se trata de un picto de Caledonia (Escocia). Cuando se descongela, causa furor entre las mujeres de la ladea por su ropa y sus tatuajes, aunque no puede hablar. Mediante gestos y dibujos se logra hacer entender y hacer un mapa para llegar a su pueblo y cuando empieza a hablar le cuesta un poco, interrumpiendo sus frases con canciones en inglés.


Astérix y Obéix (sin Ideafix) se embarcarán hacia Caledonia para ayudar a Mac Loch (así se llama el hombre congelado) a recuperar a su amada de manos del malvado de la función (Mac Abeo) y pegar a unos cuantos romanos.

Caledonia es una región con variedad de tribus. Citando una parte de la obra: “En nuestro país existen los pictos del este y del oeste. Los pictos de mar, que pintan de verde, y los pictos azules, que son de color carne. Después están los pictos marrones, los marrones grisáceos, los bien conjuntados…” Y añado: Pictos de los bosques, pictos barrigudos, pictos pintados, pictos risueños, pictos de agua amarillos, pictos blancos y pictos medias tintas. Los romanos les llamaron pictos porque iban pintados.


Tras leer la obra me quedó un regusto muy clásico, que creo que va muy en la línea de Gosciny. La temática de que los galos visiten otra región recuerda a algunos de los cómics más famosos de los personajes, como Astérix y Cleopatra o Astérix en Bretaña. Da pie a los chistes sobre la cultura tradicional de los países (vestir con cuadros, lanzamiento de troncos, que beban agua de malta, aparece el ancestro de Nessi, el monstruo del Lago Ness, llamado aquí Aenor…) que llegan sobre todo de la mano de Obélix y conducen a discusiones entre él y Astérix. También vuelven los chistes de gordos con los que Obélix se ofende, los juegos de palabras con nombres de personajes (Mac II, Mac Olilla, Mac Ariño, Zappingprogramus…), los piratas, el maltrato a Asurancetúrix el bardo…

Si en el guión Ferri se ha mantenido muy fiel a lo que era Gosciny, en el dibujo Conrad también ha imitado prácticamente al detalle el trazo de Uderzo y sólo notaremos la diferencia de dibujante en algún pequeño detalle puntual y, de forma más clara, en el diseño de los nuevos personajes.


Con Astérix y los Pictos he vuelto a pasar un rato de lectura muy agradable y con risas con unos personajes que me han acompañado durante toda la vida. Como ya he dicho varias veces en este texto, el gran acierto de los autores es superar los fallos de los últimos tebeos de Uderzo y situarse en la línea de Gosciny, usando muchas ideas que recuerdan al mítico guionista. Ahora bien, todavía están lejos del nivel satírico y de construcción de guión de este. Veremos cómo sigue evolucionando y qué se atreven a aportar estos autores a los personajes.


Lo mejor: La vuelta a la buena senda. El efecto que causa el picto entre las mujeres de la aldea.
Lo peor: Lo poco que sale Ideafix (qué mono es ese perrito).
La viñeta: La del combate final con un campo de batalla visto desde arriba con muchos pictos, romanos y Astérix y Obélix.
Un diálogo
- Obélix: ¡Y sus señales son muy preciosas! 
– Astérix: Y prácticas en la niebla. 
– Astérix: ¡Mira! ¿Qué significa esta? 
– Mac Loch: Nosotros la llamamos “rotonda”. Sirve para despistar a nuestros perseguidores.
Un chiste cultural
(Varios pictos de Mac Abeo hablando)
- Uno de ellos, el más gordo, llevaba extraños cuadrados incompletos… 
- Una especie de… ¡Rayas! 
- ¿Rayas? 
- ¡Solo las criaturas del otro mundo pueden vestir de una manera tan horrible!
El gag recurrente: Los momentos de Numerusclausus, un censor romano enviado a la aldea para contar a los galos, y su primo, Hiatosimplus, soldado de la legión en Caledonia que no se entera muy bien de lo que pasa.
Una crítica: "Narrador: Mac Abeo avanza, seguido por sus partidarios… Estos se mezclan inmediatamente con la concurrencia, invitando a copas de agua de Malta*
*Hoy ofrecerían comisiones"
Las cifras: En España se ha situado como libro más vendido (sí, de todos los libros, no sólo de cómics) de la semana del 28 de octubre al 3 de noviembre.

(Si usted también ha leído Astérix y los Pictos y tiene una opinión diferente a la mía o quiere compartir qué le ha parecido lo mejor o peor de este cómic, le invito a hacerlo en los comentarios de esta entrada o a través de mi cuenta de Twitter. También acepto sugerencias de temas para próximas entradas, ¡por Tutatis!).
comentarios

18 comentarios :

  1. Me encanta que Astérix vuelva a ser el Astérix de mi juventud.... lo compraré, ya que 'era' uno de mis cómics favoritos. Gracias por devolverme la ilusión por estos dibujos.
    Traffic-Club
    RjL-Cine de Balcón
    Saludos
    RjLebrancón

    ResponderEliminar
  2. Es un alivio que Asterix vuelva, poco a poco, a sus orígenes. No lo he leído (cosa que espero remediar pronto) pero, por lo que he visto, parece que el trazo está muy cuidado y trata de ser muy próximo al de Uderzo, si bien, al menos eso me parece en lo que he visto, el entintado tiene cierto aire "rápido" Esto es solo una impresión mía, por supuesto.

    Saludos.

    Traffic Club

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, todavía le falta un poco para alcanzar a lo mejor de Uderzo pero van encaminados. Saludos!

      Eliminar
  3. De pequeño era uno de mis favoritos. Recuerdo que había unos libros enormes con pasta dura repletos de viñetas de sus aventuras. Y de la serie de dibujos era absolutamente fiel. Sin embargo,las películas no han terminado de gustarme, como que se pierde la magia. Aunque me encantó ver a Monica Bellucci de Cleopatra. Un saludo.

    Traffic-Club. Club de Cinéfilos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, las películas no han terminado de saber plasmarles, pero no han funcionado mal en taquilla, según tengo entendido. ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Nunca he sido fan de este tipo de historietas, que cuando era niño proliferaban en el colegio junto a otras de corte nacional, quizás por temas de gustos estéticos (no así de relato) nunca le encontré mayor gusto a estos comics. Sin embargo, ya de adulto, pude leer algunos y verlos como la gran obra (influenciadora para varios) que es en realidad. Gracias por la reseña y comentando a grandes rasgos de que trata toda esta saga de comics, ya clásicos.

    Saludos.

    TRAFFIC-CLUB
    El Calabozo Moralmente Incorrecto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que las hayas podido disfrutar aunque sea tarde. A mí me han acompañado toda la vida XD. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Como lector de Asterix me ha gustado la crítica, y no he leido este en concreto, tiene buena pinta. Un saludo de TRAFFIC CLUB Y EL TALCO NEGRO

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por comentar esta entrada ;). Veo que sois fans de Astérix, así que me alegro de que os haya resultado interesante. Iffish91 está ahora un poco liado (igual que yo), por lo que no os ha podido responder personalmente a los comentarios.

    A ver si algún día puede sacar un huequecillo. Un saludo a todos ;).

    ResponderEliminar
  7. Buena critica.
    Y sí, estoy de acuerdo: es el mejor Asterix en 34 años. Le falta para llegar al nivel de Goscinny, pero rescata algunos elementos esenciales y busca la simpleza (como el viaje a otra cultura), sin necesidad de recurrir a cuestiones grandilocuentes (como en La odisea de Asterix o Asterix en la India... ni hablar de El cielo se nos viene encima): aventura, cruce con romanos, buenos chistes, buenos quiebres en la narración (como la escena de la pelea o la explicación sobre cómo ingresan a la cueva, junto con los chistes de los pictogramas).
    No está a la altura de los mejores tomos, pero si siguen así me quedo tranquilo de que hay Asterix para rato. Ojalá no me equivoque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que no te equivoques ;-)

      Eliminar
  8. No he tenido la oportunidad de leer este comic, debe ser bueno para que se haya vendido mas que otros géneros, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saludos! Si te gusta Asterix creo que deberías darle una oportunidad, si puedes

      Eliminar
  9. No me disgustó el nuevo tomo, pero la verdad es que tampoco hay nada nuevo. El dibujo me pareció correcto, pero encontré ciertas expresiones forzadas y los escenarios, poco trabajados en comparación con los del maestro Uderzo. Este hubiese detallado mas los paisajes escoceses, y enriquecido los interiores de las casas pictas y la maquinaria romana. Ni punto de comparación con, por ejemplo, "Asterix en Bretaña" o "Asterix en Hispaña".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo. Tiene bastantes escenas de fondo monocromático también, pero no he tenido ocasión leer ninguna entrevista de los autores sobre el tiempo que han tenido para dibujarlo, por si acaso les han apresurado y eso sea el motivo de la escasez de fondos. Veremos si en los futuros tomos, cuando se sientan cómodos con el estilo clásico, se atreven a innovar algo más y aportar cosas de su cosecha a los personajes

      Eliminar
  10. ¡Muchas gracias a todos por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar